Del matadero al santuario

image005

Voluntarios del Santuario-Escuela El Hogar de Luci entran en un matadero, y rescatan a las gallinas perdidas, desechadas por el suelo. Lo que para unos son sobras sin valor, olvidadas para morir de frío o aplastadas, caminan tristes y desorientadas, sin entender que las está pasando, hasta que las manos calientes de un activista las abraza y las traen hasta su nuevo hogar, donde pueden disfrutar de una vida digna, sin sufrimiento, donde podrán tumbarse al sol y correr por el campo.

Han venido muy desnutridas. Anémicas y con apenas plumas. Sus uñas son desproporcionadas, al no haber tocado nunca el suelo pues siempre viven entre rejas, no han sido gastadas y las pobres no podían caminar.

Jamás habíamos visto a alguien tan delgada.

Apenas se sostienen en pie. Alguna no reacciona ya a los estímulos exteriores. Cerradas en si mismas, tristes, rendidas ya no pueden ni comer.

Amelia, por ejemplo, sigue con cuidados especiales. Además de su papilla reconstituyente cada pocas horas y vitaminas, tiene que estar aislada con calorcito con manta eléctrica para ayudarla a mantener la temperatura corporal pues ella misma no puede.

Ellas sufren mucho con el frío, sobretodo ahora, que apenas tienen plumas debido a la explotación a que han sido sometidas. EN el Santuario-escuela, lxs voluntarixs las hemos hecho abriguitos a medida para sustituir sus plumas hasta que crezcan y tengan su protección natural.
Haremos un próximo viaje en estos días para salvar a otras como Amelia del mismo matadero, hazlo posible ayudándonos con los costes como gasolina, veterinarios, alimento especial para su recuperación…

Es un minuto de tu vida, y la vida entera para ellas.

https://tinyurl.com/6r324yd

amigos@elhogarprovegan.org  – 626063469

Síguenos en Facebook , todos los días noticias!!!:

https://www.facebook.com/profile.php?id=1489630671#!/SantuarioEHL

 

Con 1€ tuyo podemos operar a Rita​

Nos ayudas?