Lucille

¿Nos ayudas?

Desde  12€ / 18€ / 25€ ó 45€

Conoce su historia

Lucille es una vaca adulta, que sabe bien lo que supone en este mundo nacer siendo vaca lechera.

Tras llegar al santuario, Lucille aprendió que no todos los seres humanos le querían causar sufrimiento o se acercaban a ella con algún propósito negativo, algo que había sido una constante en su vida hasta ese momento.

Siendo un bebé fue apartada de su madre. Ella se salvó de acabar en el matadero cuando apenas su vida había comenzado, como sucede con la mayoría de crías nacidas en cautividad, pero el destino la condujo a una granja lechera en Suiza.

Sus días en esa granja supusieron una condena en vida: obligada a ser madre tras ser víctima de inseminaciones, condenada a separarse de sus bebés para evitar que tomen la leche que ella producía para ellos, ordeñada a diario con aparatos que a menudo les producen a las vacas dolorosas mastitis, hormonada para alargar esa lactancia con el objetivo de exprimir al máximo su cuerpo. Y cada vez que la lactancia acababa, vuelta a empezar. Así habría sido hasta que el desgaste hubiese hecho mella en su aún joven cuerpo y no hubiese podido más. Su vida habría acabado en el matadero, asesinada para vender su cadáver.

Lucille ha podido escapar de su destino y, aunque posiblemente nunca llegue a olvidar lo vivido, hoy vive feliz cuidando de su hija Ruby, viéndola crecer libre y feliz, sin tener que vivir con miedo a que acabe en el matadero como sus otros hijos.

Ha demostrado ser toda una madraza. Desde el momento en que puso un pie en el santuario, a pese a que los primeros días aquí vivía en un parque solo junto a su hija, para facilitar su adaptación a su nuevo hogar, estableció un vínculo muy especial con Clara, la vaca que ya vivía en el santuario. Clara perdió a su madre y a su hermana en una granja y quizás vio en Lucille y Ruby a esa familia que le fue robada. Desde el primer momento se buscaban y se llamaban, y permanecían cerca las unas de las otras, a pesar de la valla que las separaba inicialmente.

Las tres viven hoy felices en El Hogar, disfrutando de largos paseos y formando una verdadera familia.

¿Sabías que… a Lucille le encantan las zanahorias? Los voluntarios tienen que esconderlas en un cubo para que no las vea, si no les perseguiría por todo el santuario para comérselas todas.

Ellos también quieren vivir, nos ayudas a darles una nueva oportunidad?

Amadrina desde  12€ / 18€ / 25€ ó 45€

Muchas Gracias!

Si tienes alguna duda o consulta, por favor, no dejes de escribirnos y estaremos encantadas de responderte.

Amadrina un animal

Gracias por ayudarnos a salvar vidas!
Datos del donante:
Datos del animal:
¿Cuánto quieres aportar?


IBAN (desde España)
​Introducir todos los dígitos de la cuenta en formato IBAN (24 caracteres)


BIC/SWIFT(desde el exterior)

Al introducir los datos de tu cuenta aceptas que a partir de hoy y hasta nuevo aviso por tu parte, la fundación El Hogar Animal Sanctuary cargue en tu cuenta la aportación que nos has indicado en el paso anterior. Para cualquier cambio o anulación puedes contactar con: amigos@elhogar-animalsanctuary.org

Necesitamos vallar 2600 MT

Nos ayudas?

#lavallaquenosprotegerá